Saltear al contenido principal

Blog

«Nuevo» caso sometido al TJUE. Asunto C-762/19, “CV-Online Latvia c. Melons”: Enlaces a bases de datos y motores de búsqueda. Derecho sui generis: concepto de “extracción” y “reutilización”

Se somete al TJUE si la puesta a disposición de un «metamotor de búsqueda dedicado» a la localización de ofertas de empleo supone extracción y/o reutilización de las bases de datos en las que se incluyen los anuncios u ofertas de que se trata. Los precedentes serían los casos «British Horseracing» y, sobre todo, «Innoweb»

1. La problemática de las ofertas de empleo y su relación con la propiedad intelectual no es ninguna novedad. Se sigue planteando en el contexto de la sociedad digital, pero ya se había suscitado anteriormente. ¿Cómo obtener de forma rápida y completa la información deseada? Para quienes buscan trabajo siempre supone una incomodidad y un gasto tener que consultar las secciones correspondientes de diversos medios de comunicación. Es lógico que, ante esa dispersión, hayan surgido lo que, en términos simplemente económicos, podríamos describir como “agregadores de ofertas”.

a) En el mundo analógico

2. Es conocido el caso de los anuncios de empleo de La Vanguardia, en el que la empresa propietaria de este periódico demandó al editor de un semanario (“Setmanari d’Oportunitats Laborals”, SOL) que reunía las ofertas de empleo publicadas en diferentes medios. Entre ellos estaba el citado diario barcelonés, que consideró que el semanario SOL infringía sus derechos de propiedad intelectual. En definitiva, lo que estaba en juego era el valor de los ejemplares de La Vanguardia que teóricamente habrían adquirido los buscadores de empleo o, al menos, su contabilización como público potencial de la publicidad insertada en el diario. En alguna medida la reclamación de La Vanguardia evoca la queja que, al final, ha llevado a reconocer un derecho afín a los “press publishers” (“editoriales de publicaciones de prensa”) en el art. 15 de la Directiva 2019/790 sobre el Mercado Único Digital (DMUD).

3. En el caso La Vanguardia, el juzgado de primera instancia núm. 25 de Barcelona (sentencia de 21/4/1995, inédita) estimó la demanda por considerar que los anuncios eran obras protegidas cuyos derechos ostentaba el diario. La Audiencia, en cambio, consideró que el periódico, calificado como obra colectiva (art. 8 TRLPI), sólo podía protegerse cuando la utilización afectara a una parte del mismo que fuera “el resultado de una aportación individual de un contribuyente singular”. La falta de este requisito, en definitiva la falta de originalidad de los anuncios de empleo controvertidos, fue lo que condujo a la desestimación de la demanda (SAP Barcelona, sec. 15, 26/9/1996, no disponible en la base del CENDOJ aunque sí en las comerciales).

4. Finalmente, no obstante, la pretensión de La Vanguardia fue acogida por el Tribunal Supremo (STS, 1ª, 13/5/2002, ECLI:ES:TS:2002:3347), por entender que en los anuncios sí había originalidad: “dichos anuncios conocidos con la denominación de «ofertas de empleo o trabajo», suponen lisa y llanamente una actividad creativa con cargas de originalidad, que no puede encasillarse en cláusulas de estilo o usos tipográficos. [//] No hay que olvidar en ese aspecto, que un ofrecimiento de un puesto de trabajo, con la carga socio-económica que supone, precisa una actividad intelectual de cierto calado para hacer atractiva la oferta y con el fin de obtener un éxito que redundaría a favor, tanto del oferente como del futuro solicitante, así como del medio en el que se plasma la misma, que tiene, por ello, el derecho a ser protegido en su afán creador”. Es posible que la argumentación no resulte del todo satisfactoria. Pero, como es sabido, el TJUE ha declarado que no hay que descartar que en once palabras pueda haber originalidad (Infopaq. STJUE, 16/7/2009,  C‑5/08).

b) En el mundo digital

5. Como es lógico, la batalla por los anuncios de empleo ya no se dirime sobre el papel sino en Internet, en formato digital. Ese es el origen de la controversia que pende ante el TJUE desde hace ya un tiempo (17/10/2019; por tanto, lo de “nueva” cuestión hay que tomarlo con cierta generosidad), aunque es ahora cuando entra en nuestro “radar”.

6. “CV-Online Latvia” es una empresa letona propietaria del sitio www.cv.lv donde pueden buscarse ofertas y demandas de empleo (“encuentre el trabajo de sus sueños entre 6503 ofertas de trabajo”; eso es lo que puede leerse –traductor de Google mediante- en el momento de redactar estas líneas.). Se trata pues de una base de datos, algo que nadie discute. Por su parte “Melons” es la propietaria y administradora del sitio www.kurdarbs.lv, que es un motor de búsqueda de ofertas de empleo (en este caso, lo que puede leerse al entrar es, signos de admiración incluidos: “¡Encuentra todas las ofertas de trabajo! ¡Buscando vacantes en los portales de anuncios de empleo de Letonia! ¡450 nuevas ofertas de trabajo en el último día!”).

7.La controversia entre ambas empresas –con “CV-Online” como demandante y “Melons” como demandada- tiene su origen en el funcionamiento del motor de búsqueda de la segunda y su incidencia en la base de datos y en la actividad de la primera.

8. El motor de “Melons” (llamémosle “Kur Darbs” o “Dónde trabajar”) rastrea la red para encontrar sitios en los que se publica información accesible al público sobre anuncios de empleo y, a través de un enlace, redirige al usuario al sitio web en el que se publicó la información encontrada. Por ejemplo, buscando trabajo en el sector de tecnología de la información (“informāciju tehnoloģijas”), se accede a un listado de resultados en el que –en el momento de redactar estas líneas- el primero es el siguiente (la traducción es nuevamente de Google; al final se indica el sitio web del que se toma la información):

Especialista en Trabajo Educativo

MUNICIPIO DEL CONDADO  DE OLAINE –  Calle Zemgales 33, Olaine, Olaines nov.

El municipio de Olaine anuncia la solicitud para el puesto de especialista en educación (prof. Código 2422 42) por un período de tiempo definido Requisitos para los candidatos: académico superior o educación superior profesional de segundo nivel (pedagogía / gestión escolar); buena cooperación, …

Agencia Estatal de Empleo  – Hace menos de una hora

Activando el enlace se accede a la página de la “Agencia estatal de empleo” (“Nordarbinãtibas valsts agentüra”) o mejor a la información que sobre el trabajo en cuestión habría podido obtenerse en la base de datos de la citada agencia, una vez se hubiera accedido a su sitio web.

9. Otra de las ofertas del mismo listado resultante del uso del motor de “Melons” es el siguiente:

Administrador senior de bases de datos

Ayuntamiento de Jurmala  –  Jurmala

educación superior profesional en el campo de las tecnologías de la información , experiencia en desarrollo de software y administración de sistemas de gestión de procesos y documentos MS SQL, pensamiento analítico, precisión y responsabilidad en las tareas asignadas, buena comunicación …

CVMarket.lv  – hace 3 días”

En este segundo ejemplo, tal como se indica en la parte inferior, el sitio web del que procede la información es “CVMarket.lv”, que bien podría ser una empresa similar a “CV-Online”. De nuevo, el enlace no lleva a la entrada o página principal del sitio “CVMarket” sino a la página de esta con la información que se habría obtenido usando su motor de búsqueda, en este caso, una oferta de empleo del Ayuntamiento de Jurmala.

11. Como es de ver, los resultados obtenidos al usar el motor o metamotor de “Melons” (“Kur Darb”) no solo incluyen el enlace que conduce a la página de la institución o empresa de ofertas de empleo (Agencia Estatal, CVMarket o CV-Online) sino también alguna información adicional. Esa información adicional sería lo que se identifica como “metaetiquetas” o “microdatos” que, por lo visto, se pueden confeccionar con las herramientas desarrolladas y mantenidas por los principales motores de búsqueda (Google, Bing, Yahoo y Yandex), disponibles en la página https://schema.org/.

12. Aunque no se trata de ofertas incluidas en la base de CV-Online (la demandante del caso), los ejemplos anteriores son suficientemente ilustrativos. Como se explica en el documento de trabajo sobre el caso disponible en CURIA: “las metaetiquetas del sitio web de la demandante [CV-Online] indican la siguiente información: hipervínculo, puesto, empresa, localización geográfica del puesto de trabajo y fecha. Esta información, contenida en la metaetiquetas, se muestra en los resultados que ofrece el motor de búsqueda del sitio web de la demandada [Melons]”.

13. En el litigio seguido en los tribunales letones, en primera instancia se estimó la demanda. El tribunal consideró que “Melons” llevaba a cabo una “reutilización” no consentida de la base de datos de “CV-Online”. El tribunal de apelación, sin embargo, cree que antes de pronunciarse es oportuno someter al TJUE algunas cuestiones, con el trasfondo de los casos British Horseracing (STJUE, 9/11/2004, C-203/02) e Innoweb (STJUE, 19/12/2013, C-202/12). Las dudas derivarían de las diferencias de hecho existentes entre esos precedentes y el caso “CV-Online c. Mellons”.

14. En su exposición el tribunal de apelación letón se centra básicamente en el más reciente de los dos casos citados (Innoweb), protagonizado también por un metamotor de búsqueda dedicado a la venta de vehículos de ocasión (“dedicated meta search engine”), mediante el cual se podía acceder a anuncios disponibles en diferentes sitios web de empresas del sector. Un “metamotor de búsqueda dedicado”, explicaba el TJUE, “utiliza los motores de búsqueda de otros sitios de Internet transfiriendo las órdenes de búsqueda de sus usuarios a otros motores de búsqueda, característica que lo distingue de motores de búsqueda generales como Google. La calificación «dedicado» aplicada a un metamotor significa que éste está especializado, permitiendo realizar búsquedas sobre uno o varios temas determinados” (Innoweb, pfo. 9). El metamotor, proseguía la sentencia, “[traduce] las órdenes de búsqueda de los usuarios finales […] a los motores de búsqueda cubiertas por el servicio del […] metamotor, no se limita a indicar al usuario las bases de datos que proporcionan información sobre una determinada materia” (Innoweb, pfo. 39). El servicio “tiene por objeto proporcionar a todo usuario final un dispositivo que permita explorar todos los datos que figuren en una base de datos protegida y, por lo tanto, proporcionar acceso a todo el contenido de dicha base por una vía distinta a la prevista por su fabricante, utilizando a la vez el motor de búsqueda de la base y ofreciendo las mismas ventajas de búsqueda que ofrece la propia base […]. El usuario final que esté buscando datos ya no necesita visitar el sitio de Internet de la base de datos de que se trate, su página de bienvenida, o su formulario de búsqueda para consultar dicha base, puesto que puede consultar su contenido “en tiempo real” a través del sitio de Internet del metamotor de búsqueda dedicado” (Innoweb, pfo. 40).

15. Según el tribunal letón, el caso de “Melons” no sería sin embargo el mismo. En este sentido, señala el tribunal letón, “a través de un hipervínculo, se redirige al usuario, que busca anuncios de trabajo, al sitio web en el que se publicó inicialmente la información encontrada. El usuario final, al clicar en los hipervínculos, consulta el sitio de Internet de la demandante, www.cv.lv, y su contenido, desde dicho sitio de Internet” (documento de trabajo, cit.). El tribunal, en el planteamiento de la cuestión, se hace también eco de la alegación de la demandada, Melons, según la cual “debe distinguirse entre sitio de Internet y base de datos, ya que la demandante [CV-Online] ha puesto fuera de su base de datos, es decir, en su sitio de Internet, www.cv.lv, en forma de metadatos, toda la información que desea que esté disponible para los motores de búsqueda, de modo estos no acceden a la base de datos de la demandante” (documento de trabajo, cit.).

16. Con esa base, prosigue el tribunal letón, “la dificultad interpretativa reside en distinguir, con arreglo al concepto de «extracción» del contenido de una base de datos, entre [, por un lado,] metaetiquetas, como la información creada por la propia demandante con el fin de permitir a los motores de búsqueda de Internet extraer esta información, y [, por otro lado,] contenido de la base de datos. Por consiguiente, se pregunta si la información contenida en las metaetiquetas que se muestra en el motor de búsqueda de la demandada constituye una extracción de la totalidad del contenido de una base de datos o de una parte sustancial de este a otro soporte” (documento de trabajo, cit.).

17. El precepto sobre el que se proyectan las dudas es el art. 7.2 de la Directiva 96/9/CE 11 marzo 1996 sobre la protección jurídica de las bases de datos (DBD). Para mayor comodidad se copian seguidamente los apartados 1 y 2 del citado art 7 DBD:

1.  Los Estados miembros dispondrán que el fabricante de la base de datos pueda prohibir la extracción y/o reutilización de la totalidad o de una parte sustancial del contenido de ésta, evaluada cualitativa o cuantitativamente, cuando la obtención, la verificación o la presentación de dicho contenido representen una inversión sustancial desde el punto de vista cuantitativo o cualitativo. 

2. A efectos del presente capítulo se entenderá por:

a)«extracción» la transferencia permanente o temporal de la totalidad o de una parte sustancial del contenido de una base de datos a otro soporte, cualquiera que sea el medio utilizado o la forma en que se realice;

b)«reutilización» toda forma de puesta a disposición del público de la totalidad o de una parte sustancial del contenido de la base mediante la distribución de copias, alquiler, transmisión en línea o en otras formas. La primera venta de una copia de una base de datos en la Comunidad por el titular de los derechos o con su consentimiento extinguirá el derecho de control de las ventas sucesivas de dicha copia en la Comunidad.

 El préstamo público no constituirá un acto de extracción o de reutilización.

18. Las cuestiones prejudiciales planteadas al TJUE se refieren al hecho de enlazar al sitio web de “CV-Online” (¿reutilización?) así como al hecho de reproducir las metaetiquetas en la página de “Melons”. Su formulación es la siguiente:

1) ¿Debe interpretarse la actividad de la parte demandada, que consiste en redirigir al usuario final mediante un hipervínculo al sitio de Internet de la demandante, donde se puede consultar una base de datos de anuncios de trabajo, en el sentido de que está incluida en la definición de «reutilización» del artículo 7, apartado 2, letra b), de la Directiva sobre la protección jurídica de las bases de datos, de 11 de marzo de 1996, más concretamente en la reutilización de la base de datos mediante otra forma de transmisión?

2) ¿Debe interpretarse la información que contiene las metaetiquetas que se muestra en el motor de búsqueda de la demandada en el sentido de que está incluida en la definición de «extracción» del artículo 7, apartado 2, letra a), de la Directiva sobre la protección jurídica de las bases de datos, de 11 de marzo de 1996, más concretamente en la transferencia permanente o temporal de la totalidad o una parte sustancial del contenido de una base de datos a otro soporte, cualquiera que sea el medio utilizado o la forma en que se realice?

Volver arriba