Blog

Spiegel Online: Caso cerrado. El Tribunal Supremo alemán falla a favor del medio de comunicación, en aplicación del límite sobre «informaciones de actualidad»

“Spiegel Online” (C-516/17) es uno de los tres casos en los que, recientemente, el TJUE ha tenido ocasión de tratar el conflicto entre derecho de autor y libertad de expresión. Los otros dos son “Pelham”  (C-476/17; también conocido como “Kraftwerk”…

Spiegel Online” (C-516/17) es uno de los tres casos en los que, recientemente, el TJUE ha tenido ocasión de tratar el conflicto entre derecho de autor y libertad de expresión. Los otros dos son “Pelham”  (C-476/17; también conocido como “Kraftwerk” o “Metall auf Metall”) y “Funke Medien” (C-649/17, también conocido por la etiquetaPapeles de Afganistan”). Los tres, procedentes de Alemania, fueron resueltos el mismo día (29/7/2019) y para cada uno de ellos se publicó una reseña en este Blog:

El primero de los tres ha quedado cerrado con la sentencia del Tribunal Supremo alemán (BGH), que es el que había planteado la cuestión. La resolución data del pasado 30/4/2020, pero aún no está disponible en la base de datos del tribunal. Contamos no obstante con una nota de prensa oficial y también con una reseña del Boletín de junio del “Instituto Autor” de SGAE.

La controversia giraba en torno a un artículo o capítulo de libro escrito tiempo atrás por un político alemán, el Sr. Volker Beck,  sobre la posible despenalización de las relaciones sexuales con menores. El Sr. Beck sostendría después que sus palabras habían sido alteradas y sus ideas tergiversadas por el editor. Para ponerlo de manifiesto, publicó en su página electrónica ambos textos con las explicaciones que consideró oportunas. Un medio de comunicación, Spiegel Online, hizo otro tanto, pero con la finalidad de demostrar que, en realidad, el texto publicado en su día por el editor reflejaba fielmente las opiniones que había sostenido el político en cuestión, por mucho que este dijera después haberse distanciado de ellas. Spiegel no enlazó a los textos disponibles en la página del político sino que los tenía almacenados en su propio servidor. El político seguía en activo y al parecer iba a concurrir en unas próximas elecciones

En definitiva, se trataba de la contraposición de dos relatos en torno a dos textos, el original y el que se decía alterado por el editor. El político quería que el público accediera a ellos a partir de su propia explicación. El medio de comunicación, por su parte, pretendía que también pudiera hacerse directamente a partir de la suya. El político quería maquilar su pasado y el medio pretendía evitar que lo hiciera. Ese era el asunto.

El político planteó el conflicto como un problema de propiedad intelectual. Su demanda contra el medio triunfó en primera instancia y apelación, pero el Tribunal Supremo prefirió consultar al TJUE antes de decidir. Las normas que habían suscitado las dudas, relacionadas con la Directiva de la Sociedad de la Información [vid. art. 5.3, c) y d)],  eran los artículos 50 y 51 de la Ley de Derecho de Autor alemana, relativos a los límites sobre informaciones de actualidad y cita, respectivamente.

El Tribunal Supremo resuelve el conflicto entre propiedad intelectual y libertad de expresión declarando que, en el caso planteado, el demandado actuó al amparo del límite de “información sobre acontecimientos de actualidad” previsto en art. 50 UrhG, según el cual: “Para informar sobre acontecimientos de actualidad, relacionados esencialmente con hechos acontecidos en el día, a través de la radio o de otros medios técnicos similares, en periódicos, en revistas y en otras publicaciones o en cualquier otro soporte, así como en películas cinematográficas, podrán reproducirse, distribuirse y comunicarse al público, en la medida en que la finalidad lo justifique, aquellas obras que puedan ser vistas y oídas durante los acontecimientos sobre los que se informa”. (traducción del TJUE, subrayados añadidos).

La demanda contra Spiegel Online por tanto se desestima. Es un resultado razonable.