Blog

El nuevo derecho de los editores de prensa. Tras su implementación en Francia, la controversia continúa. “Obedézcase, pero no se cumpla»

La idea es simple: Google no infringirá la ley, pero tampoco va a colaborar con ella. Simplemente, dejará de llevar a cabo la actividad de explotación sujeta al nuevo derecho. Sólo agregará noticias de quienes se lo pidan y siempre que sea gratis. La decisión se traslada así a los editores.  La declaración de Google Francia está en sintonía con la que, desde hace ya bastante tiempo, puede leerse en el sitio de Google Noticias España.

Es notorio que, durante largo tiempo, los editores de prensa digital (press publishers) estuvieron reclamando el reconocimiento de un derecho que les permitiera controlar y, por esa vía, obtener alguna rentabilidad de los denominados “agregadores de noticias”, cuya actividad consiste en enlazar a informaciones publicadas en los medios digitales, al tiempo que proporcionan un breve extracto de las mismas. Los editores consideraban que, por esta vía, los agregadores se hacían injustamente con la mayor parte del mercado publicitario, imprescindible para la supervivencia de unos medios de comunicación viables e independientes. De este modo, decían, quienes invierten en obtener y elaborar la información, asumiendo además la responsabilidad de su veracidad, se veían injustamente privados de su principal fuente de recursos. La controversia no sería solo económica pues la “prensa libre” es una pieza clave en las sociedades abiertas. Finalmente, tras una tormentosa tramitación, la posición de los editores triunfó y su demanda fue acogida por la Directiva (UE) 2019/790 del Parlamento Europeo y del Consejo de 17 de abril de 2019 sobre los derechos de autor y derechos afines en el mercado único digital y por la que se modifican las Directivas 96/9/CE y 2001/29/CE, en adelante DMUD]. Pueden verse en este sentido los Considerandos 54 a 59, que seguidamente se reproducen extractados, destacando lo más relevante:

(54) Una prensa libre y plural es esencial para garantizar un periodismo de calidad y el acceso de los ciudadanos a la información. […]. La amplia disponibilidad de publicaciones de prensa en línea ha conllevado la aparición de nuevos servicios en línea, como agregadores de noticias o servicios de seguimiento de medios de comunicación, para los que la reutilización de publicaciones de prensa constituye una parte importante de su modelo de negocio y una fuente de ingresos. […]  Al no estar las editoriales de publicaciones de prensa reconocidas como titulares de derechos, la concesión de licencias y la observancia de los derechos en las publicaciones de prensa por lo que respecta a los usos en línea por parte de prestadores de servicios de la sociedad de la información en el entorno digital resultan a menudo complejas e ineficientes. (55) Debe reconocerse y potenciarse la contribución organizativa y financiera de las editoriales a la producción de publicaciones de prensa para asegurar la sostenibilidad del sector y favorecer así la disponibilidad de información fiable. […]. Dicha protección debe garantizarse efectivamente mediante la introducción, en el Derecho de la Unión, de derechos afines a los derechos de autor para la reproducción y puesta a disposición del público de publicaciones de prensa de editoriales establecidas en un Estado miembro en relación con los usos en línea por parte de proveedores de servicios de la sociedad de la información […] (56) A los efectos de la presente Directiva, es necesario definir el concepto de «publicación de prensa» […]. Las publicaciones de prensa contienen sobre todo obras literarias, pero incluyen cada vez más otro tipo de obras y otras prestaciones, en particular fotografías y vídeos. Las publicaciones periódicas que se publican con fines científicos o académicos, como las revistas científicas, no han de estar cubiertas por la protección que se proporciona a las publicaciones de prensa en virtud de la presente Directiva. Esa protección tampoco debe aplicarse a los sitios web, como blogs, que proporcionan información como parte de una actividad que no se lleva a cabo por iniciativa ni con la responsabilidad y control editorial de un prestador de servicios, como una editorial de noticias. (57) Los derechos reconocidos a las editoriales de publicaciones de prensa […] deben tener el mismo alcance que los derechos de reproducción y puesta a disposición del público previstos en la Directiva 2001/29/CE […]. Los derechos reconocidos a las editoriales de publicaciones de prensa no deben extenderse a actos de hiperenlace. Tampoco deben extenderse a los meros hechos comunicados en las publicaciones de prensa. […] deben estar sujetos a las mismas disposiciones sobre excepciones y limitaciones que las aplicables a los derechos establecidos en la Directiva 2001/29/CE […] (58) Los usos de las publicaciones de prensa […] pueden consistir en el uso de publicaciones o artículos completos, pero también de partes […]. Los usos de partes de publicaciones de prensa también han adquirido importancia económica. Al mismo tiempo, el uso de palabras sueltas o de extractos muy breves […] puede que no perjudique a las inversiones realizadas por las editoriales […]. Por consiguiente, es oportuno prever que el uso de palabras sueltas o de extractos muy breves de publicaciones de prensa no entre en el ámbito de aplicación de los derechos contemplados […]. (59) La protección deparada a las editoriales de publicaciones de prensa en virtud de la presente Directiva debe entenderse sin perjuicio de los derechos de los autores y otros titulares […] sin perjuicio de las disposiciones contractuales convenidas entre las editoriales de publicaciones de prensa, por una parte, y los autores y otros titulares de derechos, por otra […] sin perjuicio de la normativa nacional de los Estados miembros sobre la propiedad o el ejercicio de derechos en el contexto de los contratos de trabajo

De acuerdo con la justificación y en la línea anunciada en los Considerandos el art, 15 DMUD, incluido en el Título dedicado a “Medidas para garantizar el correcto funcionamiento del mercado de derechos de autor”, dispone lo que sigue (subrayados añadidos):

Artículo 15 Protección de las publicaciones de prensa en lo relativo a los usos en línea

  1. Los Estados miembros reconocerán a las editoriales de publicaciones de prensa establecidas en un Estado miembro los derechos establecidos en el artículo 2 y en el artículo 3, apartado 2, de la Directiva 2001/29/CE para el uso en línea de sus publicaciones de prensa por parte de prestadores de servicios de la sociedad de la información.

Los derechos contemplados en el párrafo primero no se aplicarán al uso privado o no comercial de las publicaciones de prensa por parte de usuarios individuales.

La protección otorgada en virtud del párrafo primero no se aplicará a los actos de hiperenlace.

Los derechos contemplados en el párrafo primero no se aplicarán al uso de palabras sueltas o de extractos muy breves de una publicación de prensa. 

  1. Los derechos contemplados en el apartado 1 no modificarán en absoluto ni afectarán en modo alguno a los derechos que el Derecho de la Unión establece para los autores y otros titulares de derechos, en relación con las obras y otras prestaciones incorporadas a una publicación de prensa. Los derechos contemplados en el apartado 1 no se invocarán frente a los autores y otros titulares de derechos y, en particular, no les privarán del derecho a explotar sus obras y otras prestaciones con independencia de la publicación de prensa a la que se incorporen.

Cuando una obra u otra prestación se incorpore a una publicación de prensa sobre la base de una licencia no exclusiva, los derechos contemplados en el apartado 1 no se invocarán para prohibir su utilización por otros usuarios autorizados. Los derechos contemplados en el apartado 1 no se invocarán para prohibir la utilización de obras u otras prestaciones cuya protección haya expirado. 

  1. Los artículos 5 a 8 de la Directiva 2001/29/CE, la Directiva 2012/28/UE y la Directiva (UE) 2017/1564 del Parlamento Europeo y del Consejo se aplicarán, mutatis mutandis, en lo que respecta a los derechos contemplados en el apartado 1 del presente artículo. 
  1. Los derechos contemplados en el apartado 1 expirarán dos años después de haberse publicado la publicación de prensa. Este plazo se calculará a partir del 1 de enero del año siguiente a la fecha en que se publicó dicha publicación de prensa. El apartado 1 no se aplicará a las publicaciones de prensa que se publiquen por vez primera antes del 6 de junio de 2019. 
  1. Los Estados miembros dispondrán que los autores de las obras incorporadas a una publicación de prensa reciban una parte adecuada de los ingresos que las editoriales de prensa perciban por el uso de sus publicaciones de prensa por parte de prestadores de servicios de la sociedad de la información”.

Francia ha sido el primer país de la UE que ha reformado su legislación tras la aprobación de la Directiva, aunque otros países, Alemania y España, cada uno a su manera, ya se habían anticipado en hacerse eco de las demandas de los editores. El texto de la ley francesa, junto con los materiales preparatorios, está disponible en legifrance y se ha traducido en la modificación de diversos artículos del Code de la Propriété Intellectuelle (pendiente en este momento de que se incorpore la reforma, una vez que haya entrado en vigor, el 24/10/2019, a los tres meses de la publicación de la ley).

Estando muy próxima la fecha para la efectividad del nuevo derecho, ya sabemos cuál es la respuesta de Google. Va en la línea anticipada por su reacción frente a las leyes alemana y española. Si se acude al Blog de Google en Francia, bajo el título Nouvelles règles de droit d’auteur en France: notre mise en conformité avec la loi, puede leerse la siguiente declaración (fechada el 25/9/2019; se reproduce para mayor comodidad, con subrayados añadidos):

Fin octobre entrera en vigueur la nouvelle loi française sur le droit d’auteur qui accorde davantage de droits aux éditeurs de presse présents sur internet. Cette loi est la première transposition de la directive européenne sur le droit d’auteur, qui fut adoptée il y a quelques mois. Suite à cela, nous allons procéder à des changements dans la manière dont les résultats d’actualités apparaîtront dans notre moteur de recherche. Si vous êtes en France, vous verrez que certains résultats apparaîtront différemment.

A l’heure actuelle, lorsque nous affichons les résultats de recherches liées à l’actualité, vous voyez un titre, dont le lien renvoie directement vers le site d’information concerné. Dans certains cas, nous proposons également un aperçu de l’article, par exemple quelques lignes de texte ou une petite image appelée « vignette ». Ces titres et aperçus vous aident à décider si le résultat correspond à votre recherche et si vous souhaitez cliquer dessus.

Lorsque la loi française entrera en vigueur, nous n’afficherons plus d’aperçu du contenu en France pour les éditeurs de presse européens, sauf si l’éditeur a fait les démarches pour nous indiquer que c’est son souhait. Ce sera le cas pour les résultats des recherches effectuées à partir de tous les services de Google

La idea es sencilla: Google no infringirá la ley, pero tampoco va a colaborar con ella. Simplemente, dejará de llevar a cabo la actividad de explotación sujeta al nuevo derecho. «Obedézcase, pero no se cumpla». O, mejor, «No se incumpla, pero tampoco se colabore». Google sólo agregará noticias de quienes se lo pidan y siempre que sea gratis. La decisión se traslada así a los editores. La declaración de Google Francia está en sintonía con la que, desde hace ya bastante tiempo, puede leerse en el sitio de Google Noticias España.

La controversia por tanto sigue viva. He aquí algunas noticias que dan cuenta de ello, haciéndose eco de declaraciones de Axel Voss (ponente principal e impulsor de la DMUD) y de Emmanuel Macron (presidente de la República Francesa):