Blog

Conclusiones en el asunto C-18/18 del TJUE (Caso Facebook): Comentarios ofensivos y alcance de las obligaciones que cabe imponer al prestador de servicio de alojamiento

Conclusiones en el asunto C-18/18 del TJUE (Caso Facebook): Comentarios ofensivos y alcance de las obligaciones que cabe imponer al prestador de servicio de alojamiento Ayer (4/6/2019) se dieron a conocer las Conclusiones del AG en el asunto C-18/18. No…

Conclusiones en el asunto C-18/18 del TJUE (Caso Facebook): Comentarios ofensivos y alcance de las obligaciones que cabe imponer al prestador de servicio de alojamiento

Ayer (4/6/2019) se dieron a conocer las Conclusiones del AG en el asunto C-18/18. No es un caso de propiedad intelectual (y por tanto, no aparece en el listado que se subió al blog hace poco), pero conviene conocerlo por sus implicaciones. Se discutía acerca del alcance de la obligación de eliminar contenidos difamatorios. El origen del caso está en unos comentarios humillantes publicados en Facebook y libremente accesibles. La afectada, una relevante política austriaca del partido “Los Verdes”, solicitó a Facebook su eliminación. Dado que su petición no fue atendida, acudió a los tribunales. Pedía, como medidas provisionales, “que se requiriera a Facebook para que dejara de mostrar y/o difundir fotos de ella que fueran acompañadas de alegaciones idénticas o de «contenido similar» al comentario en cuestión”. Tras dictarse un Auto en tal sentido en primera instancia, Facebook bloqueó el acceso al contenido desde Austria. No obstante, la afectada, Eva Glawischnig-Piesczek, pretendía que la medida tuviera mayor alcance. Al parecer, exigía que Facebook eliminara otros comentarios idénticos o simplemente similares, aunque Facebook no tuviera conocimiento de ellos.  Esta pretensión fue la que llevó al Tribunal Supremo de Austria a acudir ante el TJUE, en demanda de aclaraciones acerca del art. 15 de la Directiva de Comercio Electrónico (Directiva 2000/31 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 8 de junio de 2000, relativa a determinados aspectos jurídicos de los servicios de la sociedad de la información, en particular el comercio electrónico en el mercado interior).

El Comunicado de prensa emitido por el TJUE acerca de las Conclusiones, conocidas ayer, lleva el siguiente encabezamiento: “Según el Abogado General Szpunar, puede obligarse a Facebook a buscar e identificar todos los comentarios idénticos a un comentario difamatorio que haya sido declarado ilícito, así como los comentarios similares, siempre que estos últimos procedan del mismo usuario”.

Para una mejor comprensión del titular transcrito, conviene reparar en la diferencia que se establece entre comentarios “idénticos” y comentarios “similares”. Si los comentarios humillantes u ofensivos son “idénticos”, puede exigirse que se eliminen, quien quiera que sea el que los profiera o replique. Por el contrario, si sólo son “similares”, la eliminación únicamente será exigible cuando el autor sea el mismo sujeto.  Se transcriben seguidamente los dos párrafos del Comunicado que inciden en esta distinción:

  • Datos idénticos (párrafos 55 a 65 de las Conclusiones): “[El AG Szpunar considera que la Directiva sobre el comercio electrónico no se opone a que, mediante un requerimiento judicial, se obligue a un prestador de servicios de alojamiento de datos que explota una plataforma de red social, como Facebook, a buscar e identificar, entre todos los datos difundidos por los usuarios de esa plataforma, datos idénticos a los declarados ilícitos por el órgano jurisdiccional que haya dictado dicho requerimiento. […] este enfoque permite garantizar un justo equilibrio entre los derechos fundamentales en juego, a saber, la protección de la intimidad y de los derechos de la personalidad, la de la libertad de empresa y la de la libertad de expresión e información. Por una parte, no requiere medios técnicos sofisticados, que puedan constituir una carga extraordinaria. Por otra parte, habida cuenta de lo fácil que resulta reproducir datos en el entorno de Internet, es necesario para garantizar una protección eficaz de la intimidad y de los derechos de la personalidad”.
  • Datos similares (párrafos 66 a 75 de las Conclusiones): “Mediante ese requerimiento judicial, también puede obligarse al prestador de servicios de alojamiento de datos a buscar e identificar datos similares a los declarados ilícitos, pero únicamente de entre los datos difundidos por el usuario que publicó tales datos. […] Una obligación de identificar datos similares procedentes de cualquier usuario no garantizaría un justo equilibrio entre los derechos fundamentales en cuestión. Por un lado, la búsqueda e identificación de esos datos precisaría de soluciones costosas. Por otro lado, la aplicación de esas soluciones daría lugar a una censura, de modo que la libertad de expresión y de información podría verse sistemáticamente limitada